Reflexiones “Fruto del Aburrimiento” (IV): un jueves después de fiesta.

Hoy, según me he despertado, y tras tener una  breve discusión con mi madre para evitar tener que ir a ese campo de concentración a veces llamado instituto, he notado en el aire una pesadumbre que no era normal… en un jueves.

El ambiente era pesado, era un ambiente de lunes. Un ambiente de lunes después de un domingo aburrido. Algo que era de esperar, tras un miércoles de fiesta, que más que un miércoles parecía un domingo por la tarde, una tarde de… 24 horas.

La mañana fue transcurriendo tranquila, y pesadamente, como si de un extraño lunes se tratase. Ese ambiente pesado fue aligerándose poco a poco, y, cerca de las 11 de esta mañana, el aire ya era como el aire que se respira un martes por la mañana. No está mal, 24 horas reducidas a 11, plus marcas personal creo yo.  La mañana prosiguió lenta, pero el mal humor típico del lunes se alejaba poco a poco, y el ánimo general era… pues eso, el de un martes.

Ese “micro martes” se vivió como lo que era, un martes. Pero un martes muy rápido, ya que cuando apenas tocaba la 1 de la tarde y el día era un miércoles. Un lunes de 11 horas y un martes de 2. El miércoles no tendría mucha vida tampoco, pues antes de que el reloj de mi casa invocase un 3 como una catedral de grande la esencia del miércoles desaparecería, volviendo todo a su cauce natural.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: